Pianista español de origen alemán, comenzó a tocar el piano a la edad de seis años. Su carrera no se ha ceñido al camino habitual dentro del conservatorio y ha desarrollado su carrera musical principalmente de manera privada, debutando en Santander a los dieciocho años donde la crítica destacó su "bello sonido y sorprendente talento". Posteriormente ha adquirido una gran experiencia en el escenario destacando recientemente sus actuaciones en el Auditorio Nacional de Madrid, Kursaal de San Sebastián o el Centro Botín de Santander, entre otras.

 

En palabras de Ricardo Hontañón, tras su recital de 2019 en el Palacio de Festivales de Cantabria: "José Imhof unió pasmosa técnica y musicalidad siempre dúctil. Su aterciopelado sonido logró gran riqueza de color y frescura en todas y cada una de las piezas. Fue todo un despliegue de colores y matices de muchos quilates que encandiló a todos los presentes en la sala".

 

Buscando profundizar su dominio del instrumento ha establecido lazos con maestros comoVitali Margulis, Gyorgy Sandor, Mariana Gurkova, Dimitri Bashkirov o Isidro Barrio, uno de los más destacados pianistas de nuestro país y figura clave en la interpretación del repertorio español del siglo XVIII. Fruto de esta influencia nació su primer trabajo discográfico, un álbum titulado Alte Spanische Klaviersonaten grabado para el sello alemán ANTES Edition e integrado por sonatas barrocas de compositores españoles como Antonio Soler, Manuel Blasco de Nebra o Félix Máximo López que la revista Mundo Clásico reseñaba así: "El estilo de Imhof llama la atención por su sereniad. Donde otros se hunden en la prisa y la superficialidad, Imhof destaca por su equilibrio, su control y un sonido íntimo y recoleto". Este álbum le ha procurado reconocimiento internacional siendo editado por la mayoría de países europeos, Rusia, Japón y Estados Unidos, donde la revista Records International lo seleccionaba como una de las mejores grabaciones de 2010.

 

En abril de este mismo año Imhof ha publicado su segundo trabajo discográfico, producido por él mismo y dedicado íntegramente a la obra para piano del compositor americano Philip Glass. Entre sus proyectos a lo largo de este año destaca la promoción de este álbum así como la publicación de su siguiente disco con obras de François Couperin, uno de sus compositores de referencia junto Glass y Jean-Philippe Rameau.

 

Desde hace varios años José Imhof compagina su agenda de conciertos con una intensa actividad pedagógica en Madrid y recientemente también en Cantabria, donde aspira a convertir su casa, un fabuloso palacio montañés del s. XVII, en un lugar de encuentro para estudiantes y conocidas figuras del panorama musical español e internacional que ya está dando sus primeros pasos.